HomeCoros Eliasistas

Coros Eliasistas

En esta sección compartiremos los cantos de alabanza que se entonan en los recintos eliasistas, invitando a todo aquel que lo desee, a que los copie y reproduzca, pues estimamos que la inspiración que Dios otorgó a los diferentes hermanos, es para compartirse con la humanidad. El Maestro Jesús de Nazaret decía: "Dad graciosamente lo que graciosamente habéis recibido" (Mt 10:8), el Enviado Divino señala: "48o. Proverbio. Todo canto de alabanza es: Gloria a Dios, cuando del corazón sale". Cabe señalar, que tanto las letras, como el canto del coro musical "La Luz del Eliasismo" son un esfuerzo de hermanos que con la bendición del Altísimo y la fuerza su corazón, emprendieron esta noble misión. Todos los coros eliasistas están compilados en el "Libro de Coros Eliasistas" y el disco compacto "Coros Eliasistas", el cual se encuentra en cualquiera de los recintos de la Iglesia Eliasista de México, A.R.

A lo largo de estos meses hemos compartido algunos de los coros eliasistas, sin embargo, también hemos adoptado cánticos que consideramos verdaderas obras amorosas, de los cuales, igualmente contamos con letra y música, mismas que deseamos compartir. Por ello, en las siguientes actualizaciones los publicaremos, con el ánimo de ponerlas al alcance de todo aquel que desee entonar la alabanza.

vamos a oir me hirio el pecado

ME HIRIÓ EL PECADO

Me hirió el pecado, fui a Jesús
Mostrole mi dolor,
Perdido, errante, vi su luz,
Bendijome en su amor.

CORO

En la cruz, en la cruz,
Yo primero vi la luz,
Y las manchas de mi alma yo lavé,
Fue allí por la fe que vi a Jesús
Y feliz para siempre seré.

En una cruz mi buen Jesús
Su sangre derramó
Por este pobre pecador
A quien así, salvó.

Venció a la muerte, con poder,
Y el Padre lo exaltó.
Confiar en él es mi placer
Morir no temo yo.

Aunque él se fue, conmigo está
El gran consolador,
Por él entrada tengo ya
Al reino del Señor.

Vivir en Cristo trae la paz
Con él habitaré,
Yo suyo soy y de hoy en más,
A nadie temeré.

Escuchar audio


PADRE NUESTRO

Padre nuestro que estás en los cielos
Circundado de gloría inmortal
Esperanza del hombre que anhela
De la ciencia el poder alcanzar.

Santifica la tierra a tu nombre,
Vénganos tu reinado de paz
Y que sean cumplidas tus leyes
En el cielo, en la tierra y el mar.

Yo te pido que en nuestros hogares
Nunca falte ¡Oh, Dios de bondad!
Una chispa de luz para el alma
Para el cuerpo un pedazo de pan.

Y si acaso tu ley inmutable
Alguien pudo ignorante faltar,
Padre nuestro perdona a tus hijos
Que te ofrecen también,
Perdonar, perdonar, perdonar.

Escuchar audio


QUIÉN ES ESA ESTRELLA

Sigamos hermanos
Por esa luz bella,
Irán preguntando
¿Quién es esa estrella?

CORO

¿Quién es esa estrella?
Que a los hombres guía
La reina del cielo,
La virgen María.

Eres pastorcita
Tan linda y tan bella,
Que al sol adelantas,
La luna y estrellas.

Cual sol resplandece
En aquella esfera,
Con tanta hermosura
Alumbra doquiera.

Del cielo eres reina,
Del mundo princesa,
Del padre hija eterna,
Pureza suprema.

Escuchar audio


QUISIERA YO SER ÁNGEL

Quisiera yo ser ángel,
Con ángeles estar,
Mis sienes coronadas
Mi arpa yo tocar.
Mis sienes coronadas
Mi arpa yo tocar.

Delante del que adoro
Mi único Señor,
Mis sienes coronadas
Orando a mi Señor.

Mis sienes coronadas
Orando a mi Señor.

Cuando yo me enferme
Y tenga que morir
Jesús amado vengan,
Los ángeles por mí,
Jesús amado vengan
Los ángeles por mí.

Escuchar audio

Coros Eliasistas, con letra y audio ya publicados:

Los Tres Mesías.

La Marcha Eliasista.

La Nueva Era.

Nueva Vida.

Precipitación.

Viva Elías.

Hoy que te encontré.

Moisés de Leví.

La Era Elías.

¡Oh! María.

La Mujer Hermosa Vestida del Sol.

Roque Rojas.

Consagrados.

El Séptimo Cielo.

Los 144,000 marcados.

Faro de Luz.

Volemos Volemos.

Gracias Altísimo te den.

Al Rey de los Cielos.

Marchar Israel.

Un gran salvador el Jesús el Señor.

El mundo perdido.

Graciosa Azucena.

Lluvias de gracia.

Gloría al Padre.

Iglesia de Elías.

La Siembra.

Santo espíritu desciende.

Santo, Santo, Santo.

Silencio.

Bellísima María.

Bienvenidos.

¡Oh! Precioso jardín de oración.

 

Ir arriba